Todo sobre la retención de líquidos

La retención de líquidos aparece en ciertas situaciones fisiológicas (embarazo, menopausia, pre-menstruo) y en muchas enfermedades (cardíacas, renales, hepáticas, etc.). 

Siempre se manifiesta como una hinchazón de los tejidos blandos, debido a la acumulación de líquidos especialmente en dichas zonas.

El agua es el elemento más abundante del organismo y alcanza el 72% del peso corporal de un adulto. Está distribuida en tres grandes compartimientos:

Intracelular: la que se encuentra dentro de las células.
Intravascular: la que se encuentra dentro de los vasos sanguíneos.
Intersticial: la que se encuentra entre ambos, o sea en los tejidos alrededor de las células. 

La retención de líquidos se produce, cuando existe un desequilibrio entre las fuerzas que regulan el paso de los líquidos de un compartimiento a otro. Si el paso de agua es abundante del espacio Intravascular al intersticial, aparece la retensión de líquidos.

 La retención de líquidos es uno de los factores ocultos del aumento de peso, que se evidencia tanto en la balanza como en el espejo. Pueden ocurrir tanto por el estilo de vida (sedentarismo), como fluctuaciones hormonales (embarazo, menopausia, pre-menstruo), desequilibrio en la ingesta de líquidos o enfermedades importantes (cirrosis, insuficiencia cardiaca, hipertensión arterial, cáncer, desnutrición, etc.).

Los Factores causales de la retención de líquidos:

Factores orgánicos: Inflamatorios (en articulaciones por traumatismos o golpes), Alérgicos, trastornos circulatorios (enlentecimiento del retorno sanguíneo y linfático empujando el líquido hacia el intersticio. Enfermedades propias de ciertos órganos (hígado, riñón, corazón, etc.).
Factores cotidianos: El sedentarismo (falta de actividad física, permanecer muchas horas sentados, etc.), el estrés (la angustia y los nervios desequilibran el sistema hormonal), la ingesta de medicamentos (anticonceptivos orales, corticoides, antiinflamatorios, etc.), factores climáticos (en menor medida las fluctuaciones de la presión atmosférica y las altas temperaturas, pueden influir en esto.

Consejos que debemos seguir para no retener líquidos:

Seguir una alimentación rica en vegetales, frutas, con abundante agua y líquidos.
La dieta a seguir debe ser equilibrada y ajustada a la edad y el estilo de vida.
Ejercicio, en forma regular y constante, acorde a la edad y el estado físico.
Comier con muy poca sal. La sal retiene muchos líquidos.

Debes tener en cuenta que es importante cuidarse independientemente de tu edad, a los 20 años es un consejo, a los 40 es una obligación si queremos tener una buena calidad de vida y evitar problemas el día de mañana.

Muchos son los factores que pueden provocar la retención de líquidos:

- Una mala alimentación con exceso de sal y de alcohol, y falta de proteínas y nutrientes.
- Tener una vida muy sedentaria.
- Fluctuaciones hormonales (embarazo, menopausia).
- Trastornos hepáticos, cardiacos o renales, que hacen desequilibrar la balanza y provocan que los tejidos acumulen fluidos.
- El uso de ciertos medicamentos...
- Todos estos factores contribuyen a esa pesadez y malestar general provocado por este problema.


Tratamiento Natural mediante plantas para retener menos líquidos.

El Tratamiento Natural de la retención de líquidos pueden complementar aquellos tratamientos recetados por el médico.

Diente de león: Es una de las plantas que tiene más poder para eliminar agua sobrante del organismo. Muy útil para deshinchar el organismo en general. Decocción durante 1/4 de hora de un puñado de hojas y raíces secas en litro y medio de agua. Tomar una taza antes de cada comida.

Fumaria: Constituye un remedio eficaz para la eliminación de agua en los tobillos y abdomen producida por insuficiencia cardíaca. (Infusión durante 15 minutos de 4 cucharadas por litro de agua. Dos tazas al día)

Achicoria: Las propiedades diuréticas del ácido chicorésico estimulan la función renal y hacen que esta planta sea adecuada en otras enfermedades que producen retención de líquidos, como la artritis o la gota. (Decocción de 30 gr. de raíces secas trituradas por litro de agua. Un par de tazas al día )
 
Perejil: Es uno de los mejores diuréticos, favorece la eliminación de líquidos corporales, siendo muy adecuada en casos de obesidad, enfermedades reumáticas y cardiacas que se asocian con la acumulación de agua en el cuerpo. ( Tomar 3 cucharadas de jugo al día, obtenido al machacar la planta o comprar en tienda especializada)

Cebolla: Favorece la eliminación de líquidos corporales, siendo muy adecuada en casos de retención de líquidos por reumatismo, gota e insuficiencia renal. (3 copitas al día de la maceración de 50 gr. de cebolla machacada en un litro de vino) 

Saúco: La corteza tiene un gran valor diurético, por eso se empleará en aquellos casos en los que se hace necesario eliminar el exceso de agua acumulada en el cuerpo. - retención de líquidos, reumatismo, etc. (Decocción de unos fragmentos de corteza en litro y medio de agua hasta que ésta quede reducida a 1/3 parte. Tomarla toda a lo largo del día)

Espino albar o majuelo: Utilizado para el tratamiento de la retención de líquidos derivada de una insuficiencia cardíaca leve. 

Alimentos recomendados para no retener líquidos.

Alimentos ricos en potasio: El potasio es un mineral que, junto con el sodio y el cloruro, mantienen el equilibrio hídrico del organismo. Estos tres componentes, llamados electrolitos, son necesarios para controlar la presión de la sangre, para mantener el ritmo cardíaco, para transportar los nutrientes a las células y, respecto a lo que nos interesa en este capítulo, para evitar que los líquidos sobrantes queden retenidos en el organismo. Un exceso de sodio en la dieta, ademas de facilitar la aparición de una serie de enfermedades como la hipertensión, rompe con el equilibrio hídrico y favorece la retención de líquidos en el organismo.

Se ha comprobado como la ingestión de alimentos ricos en potasio ayuda a contrarrestar los niveles de sodio y restaura el equilibrio. Según los especialistas, la proporción ideal sería la de 5:1, es decir 5 veces más potasio que sodio. En la práctica, esto supone que deberíamos comer menos alimentos ricos en sal y comer más alimentos ricos en potasio. Con ello, no solamente conseguiríamos tener el cuerpo " menos hinchado", sino que evitaríamos que nuestra presión sanguínea fuera tan alta y disminuiríamos el riesgo de derrames cerebrales o ataques cardíacos. Lamentablemente en la sociedad actúa el consumo de sal suele ser el doble que el de potasio.

Las frutas y las verduras son ricas en potasio. Se aconseja una ingestión diaria de unos 400 gr. de estos alimentos como mínimo, lo que equivaldría a unas 5 raciones diarias.

Alimentos bajos en sodio: Entre los alimentos bajos en sodio tenemos fundamentalmente muchas frutas y verduras, aunque algunas frutas como la manzanas, las peras o las cerezas son especialmente recomendadas. Para saciar el organismo podemos recurrir a algunos cereales como el arroz o la avena, o a tubérculos como la patata. La soja u otras legumbres son fuentes vegetales de proteínas con muy poca sal. También podemos recurrir a la leche o a sus derivados.

Alimentos No Recomendados

Alimentos con mucha sal: Los alimentos ricos en sodio producen retención de líquidos. Entre los alimentos para la dieta de los edemas que contienen mucha sal y que debemos evitar se encuentran los siguientes: Los embutidos ( mortadela, chopped, jamón dulce, salchichón, catalana, etc.) el jamón salado ( jamón curado del tipo que sea) la panceta, etc., los vegetales en salazón, los frutos secos salados, los quesos con sal, etc.

 Compartir: Compartir: Google Yahoo MyWeb Del.icio.us Digg Facebook Myspace Reddit Technorati Stumble Upon MSN Live Meneame Fresqui Bebo Twitter
MELON (Ver detalles)
MELONCalorias del MELON
Buscador de Alimentos 
¿Cuanta fruta comes habitualmente?
Mas de 5 piezas al dia - 6.3%
4-5 piezas al día - 10.1%
2-3 piezas al dia - 31.1%
Menos de 2 piezas al dia - 52.3%

Total votes: 1065
The voting for this poll has ended on: 11 Ene 2013 - 00:00
Indice de Masa Corporal
Peso kg Sexo
Altura cm Edad años